Responsabilidad Social
Otras Guías de Responsabilidad Social Corporativa

Otras Guías de Responsabilidad Social Corporativa

Si ya llegaste hasta esta sección, seguramente tu conocimiento e interés en la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) son amplios y seguro ya viste que hemos compartido algunos escritos sobre las tres guías de RSE de uso más común en México: ISO26000UN Global Compact y ESR. (De las cuales puedes leer siguiendo sus enlaces).
Ahora bien, dependiendo de la industria en la que se encuentre cada empresa, la cadena de valor a la que pertenezca, o a la que se quiera integrar, así como sus clientes existentes y/o potenciales y por supuesto sus intereses y sus metas particulares en temas de RSC, existen además de los anteriores, otros instrumentos que vale la pena tener en mente. Todos estos serán vistos por cada empresa con un criterio distinto de acuerdo a sus fines propios. Algunos de estos criterios pueden ser:
      • Pertenencia o Membresía (reputación y fortalecimiento de marca)
      • Obligatorio (manejo de riesgos de inversión)
      • Voluntario (mayor creación de valor)
 
Habrá que tener en cuenta que una guía puede ser vista por una empresa en un sentido y otra empresa lo puede ver de manera distinta, de acuerdo a sus necesidades e intereses.
 
Retomando, los otros lineamientos o instrumentos que se pueden mencionar son:
      • Great Place to Work,
      • B Corp (Empresas sociales)
      • SA8000
      • SMETA
      • ETI
      • NOM-035-STPS
      • NMX-R-025-R-SCFI
      • Empresa Incluyente
      • Modelo de Equidad de Género
      • Modelos de Gestión ISO
      • Etc.
 
MEMBRESÍA:
En cuanto a los criterios que pueden ser vistos para buscar pertenencia, al igual que cualquier membresía, el emisor de la misma hace publicidad delineando sus ventajas para lograr que más personas se adhieran. Esto, si se hace de manera correcta, genera un mayor deseo de adhesión con el tiempo, lo que incentiva el comportamiento cíclico que, al estar enfocado en integrar mejores prácticas, se convierte en una espiral virtuosa.
Estas membresías tienen un costo que da acceso a privilegios y obligaciones. No se puede pertenecer a ellas sin dicha cuota.  En este rubro los dos ejemplos más reconocidos en nuestro país son: Great Place to Work y ESR. No tan conocidos, pero con funcionamiento más o menos similar puede ser Pacto Mundial (Global Compact) y Sistema B (B Corp). Todas estas membresías fortalecen la reputación y la marca de las empresas al tiempo que impulsan la RSC.
 
OBLIGATORIOS:
Los “obligatorios”, son aquellos con los que las empresas deben de cumplir o de lo contrario son sancionadas o dejan de tener acceso a una determinada cadena de valor, a un sistema de mercado o a capital de inversión. En este caso es un cúmulo de personas, físicas o morales, con amplio poder adquisitivo quienes exigen el cumplimiento de estos criterios.
Aquí podemos encontrar los SMETA-SEDEX (Condiciones laborales en cadenas de valor), ETI (Comercio Ético), SA8000 (Condiciones Laborales) y los criterios ASG (Ambiente, Sociedad y Gobernanza). Estos lineamientos se enfocan en poder acotar los riesgos intrínsecos a cualquier inversión en distintos campos. 
Hay que notar que para muchas empresas que ofertan sus servicios y productos al gobierno y participan en licitaciones, habrá algunas normas y lineamientos no oficiales que para ellas serán de carácter obligatorio si es que desean participar en estos procesos. Aquí destacan el distintivo “Empresa Incluyente” que otorga la STPS y lo que fue el Modelo de Equidad de Género (MEG) que hoy en gran parte está contenido en la NMX-025-R-SCFI.
En este rubro también se encuentran aquellos que la normatividad marca y que son cambiantes conforme avanza la legislación de un país.  Este es el caso de la NOM-035-STPS-2018 sobre factores de riesgo psicosocial en el trabajo que tomó gran relevancia a partir de la pandemia.
Vale la pena aclarar que distintas prácticas, que podrían ser consideradas como de “Responsabilidad Social Empresarial”, en ocasiones suelen ya estar reglamentadas por algún instrumento jurídico por lo que al ser de carácter realmente obligatorio no hay que confundir entre una actividad de Cumplimiento (Compliance) y una de Responsabilidad Social Corporativa.
 
VOLUNTARIOS:
Finalmente, los criterios que se pueden ver desde una perspectiva de adopción voluntaria, no siempre tienen una exigencia externa ni un beneficio inmediato en su adopción, y por tanto, no suelen ser tan buscados. Aquí encontramos a la NMX-025-R-SCFI (inclusión y no discriminación) y a la fuente de información por excelencia que da guía a muchos de los demás criterios anteriormente descritos: la ISO26000, estándar no certificable. Seguir estos lineamientos crean valor para las personas de interés de una empresa.
 
Conclusión:
No hay que olvidar que para que la sociedad funcione de manera adecuada se necesita la participación activa de todos sus integrantes (sociedad, empresas y gobierno) para que se generen los contrapesos necesarios y que ningún actor tome más atribuciones de las que le corresponde.
En este sentido, en términos del compromiso del sector privado con la sociedad, se tienen múltiples opciones que se pueden tomar, de tal manera que cualquier camino que fomente un sector privado de la economía más responsable ante terceros, siempre será bienvenido. Si además la adopción de estos criterios reporta beneficios económicos, resulta una buena idea para todas las partes involucradas siempre y cuando esos principios y valores que proponen los distintos lineamientos no se queden solamente en papel y logren permear a toda la empresa y en especial a sus líderes quienes verdaderamente pueden impulsar grandes transformaciones.  
 
¡Súmate y sé Responsable Socialmente!
#TodospodemosserRS
CONTÁCTANOSest

1 thought on “Otras Guías de Responsabilidad Social Corporativa

Leave a Reply

Your email address will not be published.